La gente bella no surge de la nada.

Las cosas más maravillosas, las pérdidas más duras, las alegrías más esperadas, los accidentes menos esperados, las buenas noticias, los desengaños más dolorosos, la calma y la tormenta. Todo eso, todo lo que vivimos, forma parte de nosotros, es la vida, nuestra vida.

Me paro un segundo y repaso la gente y las historias que conozco. Ninguno de nosotros está exento de sufrimiento ni de momentos difíciles igual que no lo estamos de vivir plenamente felices. Sin embargo, parece que se es más fuerte si no se tienen en cuenta esos momentos de vulnerabilidad, si no se cuentan, si los intentamos borrar de nuestro historial y hacemos como si no hubieran existido. Y entonces se confunde vulnerabilidad con debilidad.

Si algo he aprendido es que no podemos controlar por completo lo que nos pasa, pero sí está en nuestras manos hacernos cargo de lo que nos llega en cada momento y decidir aceptarlo, abrazarlo, tomarlo como nuestro, y aprender a seguir hacia adelante con la misma alegría, con más poder, con más humildad, conscientes de lo que somos, fieles a nosotros mismos. Y así, brillar con más fuerza.

Fala

Días atrás recibí este regalo. Una preciosa Orquídea blanca. Sencilla, honesta, delicada, bella y fuerte al mismo tiempo. La puse en mi ventana para poder verla cada mañana al despertar y recordar que está en mí cuidar de ella como quiero cuidar de los que me rodean y como quiero cuidar de mí día a día. Dándole luz, alimento, escucha y cariño.

Hace unas semanas, acabamos una clase llena de esfuerzo y sonrisas con un reparador Savasana (Posición del Cuerpo o Posición del Muerto). Antes de volver a abrir los ojos leí:

“Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida, y han encontrado su forma de salir de las profundidades. Estas personas tienen una apreciación, una sensibilidad y una comprensión de la vida que los llena de compasión, humildad y una profunda inquietud amorosa. La gente bella no surge de la nada.”

Elisabeth Kubler-Ross

Desde aquí, solo puedo agradecer a la vida por estar rodeada de mucha gente bella.

Cris

 


10 thoughts on “La gente bella no surge de la nada.

  1. JAVIER ALONSO

    Al final hemos conseguido que lo vuelvas a escribir ja, ja!! somos un poco pesados!! Pero es que es tan cierto todo lo que acabas de decir…..

    Un beso enorme

    1. yogaconcris

      Al final lo expandiremos por todos lados! Un beso enorme

  2. vero

    Que bonito si i ke cierto! Aunque nos cueste tanto verlo

    1. yogaconcris

      Sí, muy cierto y precioso para recordar. Todo lo que hemos vivido, mejor o peor, forma parte de nosotros y nos hace quien somos hoy. No tiene sentido querer borrarlo. Todo es para bien.

  3. Isaac

    Mirando tu blog encontre este post que hiciste y me ha hecho sonreir otra vez, Espero que tu orquidia este despertando y que te de suerte en tus proyectos.

  4. yogaconcris

    Pues sí, ahí sigue, hermosa como el primer día y esperando a florecer de nuevo.
    🙂

  5. Ce

    Buenos días Cris! No vivo en Madrid, pero descubrí tu blog hace un mes aproximadamente y me parece muy instructivo, sencillo y accesible. Gracias por ello 🙂
    En relación al post, decirte (si se me permite) que me resulta muy tierno y está tan lleno de razón, que me ha dibujado una sonrisa en la boca. Al igual que en la vida experimentamos alegrías, penas y pérdidas, nos cuesta mucho ver los fallos que cometimos o seguimos cometiendo, descubrir lo que somos capaces de hacer o no hacer y saber aceptar las consecuencias de estos actos cuando vemos que pueden afectar a nuestro día a día o, y lo que resulta más duro, ver como afecta a otras personas. Con esto, seguimos creciendo y aprendiendo, intentar hacernos mejores personas.
    Así pues, gracias por compartir este fragmento y tus palabras. Un abrazo

  6. Ceci

    Buenos días Cris! No vivo en Madrid, pero descubrí tu blog hace un mes aproximadamente y me parece muy instructivo, sencillo y accesible. Gracias por ello
    En relación al post, decirte (si se me permite) que me resulta muy tierno y está tan lleno de razón, que me ha dibujado una sonrisa en la boca. Si es que nos cuesta mucho ver los fallos que cometimos o seguimos cometiendo, descubrir lo que somos capaces de hacer o no hacer y saber aceptar las consecuencias de estos actos cuando vemos que pueden afectar a nuestro día a día o, y lo que resulta más duro, ver como afecta a otras personas. Con esto, seguimos creciendo y aprendiendo, intentar hacernos mejores personas.
    Así pues, gracias por compartir este fragmento y tus palabras. Un abrazo

  7. Ceci

    Ups…vaya rollo he soltado 😛

    1. yogaconcris

      Jajaja! Un “rollo” precioso y que me encanta que hayas escrito y decidido publicar y compartir con todos los que pasan por aquí. Gracias Ceci por tus palabras, tu fuerza, tus ánimos, tus reflexiones y tu generosidad en compartirlo.
      Te mando un abrazo enorme estés donde estés y si pasas por Madrid, acércate a saludar! 🙂

Comments are closed.