Ashtavakrasana

Astavakrasana
Ashtavakrasana

Astavakra fue un gran sabio. Cuentan que cuando aún estaba en el vientre de su madre, ésta le  recitaba cánticos védicos. Un día, su padre, con ánimo de impresionar al sabio Rey Janaka cometió ocho errores en su pronunciación y Astavakra se estremeció ocho veces. Astavakra nació así con ocho deformidades en su cuerpo pero siendo muy sabio. Consiguió trascender sus limitaciones y llegó a convertirse en maestro del Rey Janaka. La postura honra así al sabio de manera que con nuestro propio cuerpo retorcido conseguimos levantarnos del suelo.  

Nombre en Sánscrito: Astavakrasana

Ashta: Ocho.  
 
Vakra: Torcido, curvado o doblado.  
Asana: Postura.  
Nivel: Asana en torsión de nivel intermedio.  
Beneficios: Fortalece las muñecas y los brazos. Tonifica los músculos abdominales.
Contraindicaciones: Evitaremos esta postura si tenemos lesiones en muñecas, en codos o en hombros.
Construye la postura:  Sentado en Dandasana, con las piernas estiradas delante de ti y dibujando con el cuerpo un ángulo de 90º flexiona la pierna derecha y lleva la rodilla todo lo cerca del pecho que puedas. Abrázate a tu espinilla con ambos brazos y mécela suavemente como si fuera un bebé. Respira y relaja la cadera deracha.
Al cabo de unas tres o cuatro respiraciones y ayudándote con ambas manos lleva la rodilla derecha al lado de tu hombro derecho y tu pie derecho apuntando hacia la pared delante de ti. Engancha tu hombro derecho por debajo del gemelo derecho con ayuda de tus manos y activa el pie derecho para mantenerlo firme y alto sobre el hombro.
Coloca tu mano derecha en el suelo justo debajo de la rodilla derecha y tu mano izquierda al costado de tu pierna izquierda. Inhala, estira el pecho, separa la barbilla de la clavícula. Lleva el pie izquierdo a colocarse sobre el pie derecho. Ahora, flexiona los codos como en Chaturanga, y llevando el pecho hacia adelante desliza las piernas hacia el costado derecho.
Presiona con ambas manos en el suelo para alejarte de él. Estrecha las piernas en torno al brazo derecho y mantén los codos cerca del cuerpo.
Mantén la postura y luego practica en el otro lado.
Estructuras Clave: Si tenemos dominada Parsva Bakasana (que encontraréis al final de la entrada Bakasana) encontraremos que Astavakrasana supone menos esfuerzo y que tiene más que ver con la elasticidad y el equilibrio que con la fuerza. Las piernas extendidas y estrechadas alrededor del brazo suponen un contrapeso que nos ayuda a realizar la postura con éxito.
Se encuentran en elongación los músculos de las piernas tales como los isquiotibiales, los glúteos tanto mayor y menor como mediano y los gemelos. En los brazos se estiran los romboides, el trapecio y el bíceps.
La espalda se halla en torsión por lo que del lado de la pierna que está abajo se estirarán y trabajarán músculos diferentes según de un lado u otro de la columna vertebral.

4 thoughts on “Ashtavakrasana

  1. JAVIER

    A ver qué tal me sale cuando vuelva!! es una de las que todavía no domino y estoy deseando!!!

    1. yogaconcris

      ¡Genial! mientras haya cosas que no nos salen es porque aún podemos lograrlas!

  2. Jesús

    La historia de astavakra me hace sentir la asana de una forma completamente distinta.

    1. yogaconcris

      ¿Verdad que sí, Jesús? A mi me pasó igual! Un abrazo, Cris!

Comments are closed.