Adiós 2014. Gracias. Bienvenido 2015.

Irresistiblemente, el 2014 nos deja. Llega el nuevo año. Llegan los propósitos, los deseos, la esperanza de lo que aún no 10731000_711912828887061_1523673220453489692_nexiste y que por eso mismo, tenemos la posibilidad de crear. ¿No es maravilloso? Toda la magia. Todos los sueños. Todas las posibilidades. Todo lo esperado. Todo lo infinito, ya que en el mundo de los sueños el límite de la realidad podría ser imperceptible si quisiéramos.

Aunque cualquier día es válido para proponer nuestros propósitos y revaluar nuestra vida, esto se hace mucho más presente esta noche que cualquier otra.

Miles de ciudades cruzando al nuevo año. Millones de personas brindando, una hora tras otra y así, doce veces a lo largo de esta noche. Muchos ya han comenzado, otros aún seguimos esperando que llegue el momento.

Entre todo esto, es bonito tomarse unos minutos a solas, entre el ruido y el movimiento de las fiestas, las idas y venidas, los viajes, los preparativos y los reencuentros. Unos segundos, a solas contigo. Acompañado o no. En silencio.

Parar y sentir. Respirar y descubrir. Lo más auténtico. Lo más genuino. Lo que deseas. Lo que te hace vibrar y latir el corazón. La razón por la que estás aquí. Por unos segundos. Por unos minutos. Abre bien los sentidos.

Para mi el 2014 ha sido un año de encuentros y aprendizajes. No todos fáciles, o al menos, no en el momento en el que estaban ocurriendo. Creo que cualquier aprendizaje y cualquier cambio, viene precedido de una revolución y así el 2014 ha traído sus pequeñas grandes revoluciones y algunas harán el paso conmigo al 2015.

El 2014 ha sido un año sobre todo de Darse Cuenta. Verme desde fuera y observar mis movimientos, mis reacciones, mis miedos y mi forma de gestionarlos se ha hecho muy claro y presente. A veces ha sido agotador. Siempre revelador y enriquecedor. ¿Cuántas cosas traemos con nosotros? ¿Con qué maneras y creencias hemos llenado esa maleta con la que viajamos día a día? ¿Cómo nos las hemos hecho tan nuestras que ni siquiera nos damos cuenta que las hemos adoptado? ¿De cuántas cosas, formas y límites podemos liberarnos?.

10336634_733447166733627_5259749395972090627_nTodos podemos soñar. Grande o pequeño, da igual. Pero para que las cosas sucedan, para que haya cambios, para que las hagamos realidad debemos tener la voluntad y el valor de sentarnos frente al miedo, sin huir. Frente a la dificultad, sin perder el ánimo. Frente al cambio sin temer la vulnerabilidad. Frente a la vida, permitiéndonos vivirla, no controlarla. Frente a nosotros mismos, con otra mirada, mucho más humilde.

Cuando las cosas se vuelven fáciles y cómodas, cuando todo es seguro, cuando nada nos supone un reto, todo se paraliza. Todo se estanca.

Este 2014 me ha regalado momentos maravillosos. Todos, reconozco, han venido con sus granitos de inseguridad, miedo o vergüenza. El primero, fue conocer a María, como ya expliqué aquí. Sin embargo, eso abrió las puertas a la posibilidad de conocer a muchas y bellísimas personas que se han acercado a compartir la práctica de yoga con nosotras. Muchos habéis participado en nuestras actividades, nos habéis seguido con los ojos cerrados y las manos abiertas en los Retiros, habéis viajado con nosotras y habéis sido tan generosos como para compartir parte de vuestro viaje con nosotras.

Durante el 2014 me habéis regalado reflexiones de la vida y su sentido sigue rondando mi cabeza. Cada una de ellas me certificaba cada vez con más fuerza que todos somos lo mismo. Que todos compartimos un mismo sueño. Amar y ser amados.

Así, el 2014 ha sido el año en que ha nacido BaddeYoga. Se ha hecho realidad un sueño que nunca imaginé que llegaría, no ahora, tampoco de esta manera. Y desde entonces, tengo la posibilidad de soñar aún más, para poder hacer realidad todo lo que quiero que exista, todo lo que quiero compartir con vosotros. IMG_0435

Parar y sentir. Respirar y descubrir. Lo más auténtico. Lo más genuino. Lo que soy. Lo que eres. Lo que nos une. Lo que te hace vibrar y latir el corazón. La razón por la que estás aquí. La razón por la que estoy aquí. La razón por la que nos hemos encontrado. Por unos segundos. Por unos minutos. Abre bien los sentidos.

Al final de este 2014 lo que más quiero hacer es dar las gracias. A los días que pasan y el aprendizaje que viene con ellos, a los que se cruzan en mi camino, por la razón que sea, y el aprendizaje que llega con vosotros, a todas las posibilidades que tengo, a la gente que cerca o lejos, está presente en mi vida, a todo el calor y el apoyo que podemos brindar los unos a los otros, a las personas que me quieren, a las personas que quiero. A todo este viaje. Gracias.

Espero que hoy, estéis cerca de los que más queréis. De los que os hacen sonreír y os apoyan pasito a pasito. Espero que si no es así, podáis poner una mano en el corazón, cerrar los ojos, tomar aire y pensarlos. Espero que hoy, todos, podamos recordar que esta noche puede ser muy fría y difícil para algunos y que al alzar la copa y brindar también les tengamos en cuenta. Espero que hoy, dejes ir lo viejo, de verdad, las costumbres que ya no te sirven a ti, o al planeta. Las formas que duelen y dañan. Espero que hoy alces la copa con la intención de levantarte cada día para dar lo mejor de ti mismo, andar por esta tierra con los ojos bien abiertos y con ellos, mirar los ojos de las personas a tu alrededor. Que por fin vayamos entendiendo que la tierra que pisamos y el aire que respiramos lo compartimos todos. Que el agua que bebemos recorre el planeta sin parar. Hoy espero que queramos más y riñamos menos. Que abracemos más y olvidemos las luchas. Que decidamos el amor y no el miedo. Que dejemos de soñar sólo para hacer realidad. Que celebremos los logros, incluso los más pequeños como si fueran épicos. Que sigamos tomándonos de las manos. Que sigamos apoyando siempre con una sonrisa. Que estemos presentes, en cada conversación, en cada mirada, en cada palabra, en cada gesto. Que seamos valientes y creemos lo que queramos que exista. Que escojamos siempre con el corazón.

Hoy espero que despertemos un poco más para hacer de este año que viene algo mucho mejor.

Feliz Noche Vieja Yoguis.

Feliz 2015

Allá donde estéis, alzad la copa, brindad, y haced del 2015 un año increíble.


5 thoughts on “Adiós 2014. Gracias. Bienvenido 2015.

  1. dowtong

    He empezado el día con una clase en Badde yoga y encarrilo el final del mismo día leyendo esta maravillosa entrada en el blog.Enhorabuena.
    Solo puedo decir de nuevo:Gracias por estos regalos.
    Todos tus sueños se harán realidad

    Feliz año 2015!

    Enviado desde mi iPhone

    1. yogaconcris

      Feliz Final 2014! Feliz 2015!

    2. yogaconcris

      Feliz fin de 2014, Feliz 2015!

  2. Laura Moya

    Ay Cris…leyendo esto ahora…y me has hecho llorar, una vez más! Deseando verte/veros en clase! Mil besos y feliz y pleno año nuevo!!

    1. yogaconcris

      Feliz año, bonita! Nos vemos pronto!

Comments are closed.