Clases Regulares

 

 

Durante el mes de Junio hay clases todos los días excepto la última semana del mes. Junio 2016 clases yoga con cris

Las clases son en el Parque del Retiro. Podéis ver localización exacta más abajo.

De lunes a jueves a las 19:00h Vinyasa nivel Mixto.

Martes y Jueves a las 20.30h Vinyasa Suave.

Viernes a las 17.30 Yin Yoga.

El sábado 10 de Junio celebramos la ultima Sesión Íntima antes del verano y los nuevos retos y planes para el curso que viene. Esta práctica será enfocada a las posturas invertidas, a los balances sobre manos y al arte de fluir en transiciones complejas.

Plazas Limitadas. Horario de 10:00 a 13:30h. Más info aquí

Yoga en el Centro de Madrid

Clases regulares:

  1. Parque del Retiro, Madrid. Metros más cercanos: Atocha Renfe y Atocha.

 

 

Para llegar a las clases en el parque lo más cómodo es entrar por la puerta de la Cuesta de Claudio Moyano. Seguir subiendo la cuesta hacia la estatua del Ángel Caído por el Paseo Fernán Núñez y en cuanto la cuesta se hace llana, a mano izquierda hay una zona arbolada en la que estaremos dando clase.

 

Si llegas a la estatua del Ángel Caído (donde están habitualmente los patinadores) tienes que volver unos metros atrás.

 

 

 

 


PRECIOS PARA CLASES REGULARES

Clase suelta o de prueba en Yoga: 10 euros.

Clase suelta en Meditación: 5 euros.

Abono 1:  1 Clase a la Semana: 35 euros.

Abono 2:  2 Clases a la Semana: 60 euros*

Abono 3:    Clases Ilimitadas: 75 euros*

*Las prácticas de Meditación van incluidas en el precio de los abonos 2 y 3.

Hay flexibilidad horaria para todos los abonos.

Los abonos deben gastarse en el mes natural.


Estilos de Yoga

10420406_765230583555285_6022602210993667421_nVINYASA YOGA

En Sánscrito, Vinyasa, es un término utilizado para describir una amplia gama de estílos de yoga. En la palabra podemos identificar su raíz, “Nyasa” que significa “colocar” y “Vi”, “de manera especial”. El estilo Vinyasa se caracteriza por su dinamismo y fluidez en los movimientos que están entrelazados a través de la respiración específica Ujjaji.

Mi forma de entender la práctica de yoga tiene que ver con una profunda escucha a todo lo que se despierta en cada respiración. En el arte del movimiento está implícita esa atención. Es ahí donde existe la posibilidad de ir a lo más profundo y percibir lo más sutil y delicado, de un modo tan puro y libre que recordemos nuestra esencia.

Cuando entres en una práctica de Vinyasa Flow puedes esperar dinamismo en el movimiento coordinado con la respiración y fluidez. La suavidad en los movimientos llega una vez se va consiguiendo la tonificación y elasticidad en músculos y tejidos más profundos.

Puedes escoger el nivel que más convenga a tu propia práctica y a tu estado actual entendiendo que el objetivo no tiene que ver con lo que se ve a simple vista. Date cuenta de eso.


 

YIN YOGA

El principal objetivo del Yin Yoga es el parar, el dejar ir, el silencio, la calma y la recepción; 11377158_804297672981909_22303553081002767_nen definitiva, la rendición.

En contrapunto a los efectos más energizantes y de ritmo rápido de nuestra sociedad o de las prácticas Yang como el Vinyasa Yoga o el Ashtanga Yoga, el Yin Yoga equilibra y propone restaurar los tejidos, alargarlos despacio y profundamente mediante una práctica suave y pausada donde las asanas, principalmente torsiones, posturas sentadas, pronas o supinas, se mantienen durante tiempos prolongados, entre 3 y 10 minutos.

Conseguimos con esto poder acceder de un modo muy profundo y directo a los tejidos menos superficiales y al sistema myofascial reestructurando el cuerpo por completo.

Lo más común en una práctica de Yin Yoga es que no sólo se accede al cuerpo físico sino que conseguimos una claro estado meditativo al entrar en contacto con el cuerpo desde un lugar de no esfuerzo.

Los resultados son mayor elasticidad, hidratación de los tejidos y articulaciones, relajación y suavidad en el cuerpo. Por su ritmo también aporta calma al sistema nervioso y descanso para recuperar y restablecer energía.